“Tu vida no podría estar en peligro simplemente por quien tu eres”.

 Foto by Danny Arcos

Foto by Danny Arcos

por iki yos erchxs piña narváez


Leí la frase con la que titulé este texto  y me quedé muchas veces pensando en quiénes tienen la posibilidad de no estar en peligro. Leí la frase en un libro de Riley Snorton, escritor, trans negro que citaba a Laverne Cox, artista, trans, quien se posiciona por el asesinato de Tamara Domínguez. mujer trans, migrante asesinada en agosto del 2015  en Missouri, EEUU. Leí esta frase y recordaba las veces que el el riesgo abraza nuestras vidas en tránsitos.


Transitar como cuerpx no blanco  en Europa implica transitar a contracorriente. Atravesar los cruces administrativos y legales de los estados modernos coloniales, agrietar sus leyes para vivir, o al menos intentarlo. Disputar la existencia legal y existencia social. inventarnos cuerpxs, construirnos un cuerpo colectivo con otros tejidos que nos den la existencia. El transitar nunca termina: Pedí por insta stories que alguien me regalara el libro: “Black on both sides, Racial history of trans identity”. Con mi inglés sudaka, de Parchita caribeña que cantaba malamente Michael Jackson desde los 6 años y  Beyonce desde los 15 años, comencé a leer este texto para seguir reinventándome en lo que implica disputar la existencia en esta España racista . La existencia legal no hace la existencia social, aunque a veces sea necesaria.


“Real leap”.. “la invención en existencia”*. Riley recopila distintas formas de existencia de lxs cuerpxs negrxs. La búsqueda de condiciones para “ser” y que aún así no podamos existir y que los estados naciones modernos coloniales tampoco garantizarán a lxs cuerpos negrxs. Esto me lleva a imaginar temporalidades pendulares de evocación a los nombres que ellas, ellxs que se construyeron “para existir” y que  nosotrxs recordamos para inventamos, “para existir”, fuera o dentro de los aparatos médicos o jurídicos. Siempre hacemos “el salto real” de las fronteras impuestas por occidente.


Nuestrxs pieles tienen marcas de la guerra de la política de exterminio de cuerpos trans, de sexualidades disidentes no blancas. Nuestros cuerpxs y nuestras mentes están sometidas a una muerte lenta. En mi historial médica aparecía: ansiedad, asma, contractura cervical y trastorno de identidad de género como parte de los inconvenientes de salud.  La nominación médica no hace mi existencia social. Eso lo sé. También sé, que enfrentarme a un papel que patologiza mi disidencia sexual, la forma que construyo mi cuerpx, subjetividad y deseo, es enfrentar el terrorismo de la maquinaria heterosexista y heteronormalizante. Ese papel fragilizó mi lugar en el mundo, de igual forma como lo han hecho los rituales de heterosexualización y hetero-normalización en mi recorrido vital.  Ese papel es la forma como occidente ha concebido históricamente nuestros cuerpos no blancos.


 Archivo propio. Historia médica.

Archivo propio. Historia médica.

La patologización es el grito eufórico de occidente que jamás ha sabido cómo relacionarse con nuestrxs cuerpos más allá del exterminio como parte de su necropolítica. Como cuerpxs no blancos  “siempre fuimos raros”, diría mi querida Esther Mayoko. Abrazo esta linda rareza mientras transito, mientras escribo.


Este texto lo escribí desde la  poética de los cuerpxs en construcción, de los documentos perdidos, las sombras de amigxs trans que ya no están, que les leí, que bailamos juntxs y lxs afectos que aún viven, que nos inventamos, que están en territorio, que estamos en la diáspora y que aún nos acompañamos con tecnoafectividades. Este texto lo  he escribo desde este cuerpx incongruente con este territorio, con la bendición de Oxumaré, con los besos no remunerados, robados por la heteronorma y desde el privilegio de la vida desgastada por toda una estructura que no quiere que existamos y que se encarga que los cuerpos blancos, heterosexuales vivan. Laverne Cox lo dijo “Tu vida no podría estar en peligro simplemente por quien tu eres”. Porque eres blanco, heterosexual y europeo .


“A las personas heterosexuales, cuya heterosexualidad es continua al régimen político de homogeneización sexual, exterminio de los deseos subnormales y genocidio de las corporalidades desviadas, me gustaría decir: vamos a penetrar sus familias y a dañar sus genealogías ” **

* Black skin, dark mask, pág 229 en Black on both sides, Racial history of trans identity. By Riley Snorton.

**Jota Mombaça. Rumbo a una redistribución desobediente de género y anticolonial de la violencia. (Traducción propia)

negrxsMGZ AF